Single post

dgp

Aplicaciones del Diagnóstico Genético Preimplantacional: Para quién está indicado el DGP

El Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP) consiste en el estudio de las alteraciones cromosómicas y genéticas en el embrión antes de su transferencia. El objetivo es detectar embriones genéticamente inviables o con enfermedades genéticas, aumentando así las posibilidades de éxito de una gestación, disminuir las tasas de aborto y evitar la transmisión de las enfermedades genéticas estudiadas.

Así, el DGP permite seleccionar genéticamente los embriones libres de aneuploidias para su transferencia al útero con el objetivo de aumentar la tasa de gestación y la posibilidad de tener un niño sano en casa.           

El DGP es una de las técnicas en reproducción asistida que mayores avances ha conseguido en los últimos años, convirtiéndose en uno de los progresos más importantes en el futuro de la reproducción asistida.

La ley que regula la aplicación del DGP es la 14/2006, del 26 de mayo, y en este post vamos a repasar los puntos principales de esta ley para hacerla comprensible y aclarar posibles dudas sobre la técnica.

Enfermedades genéticas que pueden detectarse mediante DGP

El DGP permite detectar más de 500 genes relacionados con enfermedades monogénicas entre las que se encuentran:

  • Fibrosis Quística
  • Síndrome de X Frágil
  • Beta Talasemia
  • Cáncer de Mama y Ovario Hereditario
  • Cáncer Cólon Hereditario No Polipósico
  • Distrofia Miotónica de Tipo I
  • Poliposis Adenomatosa Familiar
  • Esclerosis Tuberosa Tipo I y II
  • Anemia de Fanconi

Indicaciones para realizar un DGP

Los principales casos en los que los profesionales de reproducción asistida recurren al DGP para el análisis de los embriones son los siguientes:

Enfermedades monogénicas hereditarias

Los orígenes de las enfermedades hereditarias más comunes son cada vez más claros, por lo que es posible detectar si el embrión está o no afectado.

Alteraciones cromosómicas estructurales

Las posibles alteraciones cromosómicas de los embriones podrían provocar que éstos no implanten, que el embarazo se pierda o que aparezca una complicación durante la gestación que afecte a la salud del bebé. Por tanto, el DPG permite seleccionar los embriones sin desequilibrios para evitar cualquiera de estos problemas.

Abortos de repetición

Una estructura alterada de los cromosomas del embrión puede ser una de las causas de los abortos de repetición, por lo que el DGP puede también ayudar a prevenir estos abortos y conseguir un embarazo evolutivo.

Fracasos previos en tratamientos con FIV

En ocasiones, los embriones transferidos en una Fecundación In Vitro pueden tener un aspecto externo normal, pero presentar trastornos cromosómicos que provoquen el fracaso de la implantación.

En este sentido, el DGP permite prevenir el éxito del tratamiento y orientar a la mujer o la pareja de las posibilidades de éxito del mismo.

Edad materna avanzada

Existen evidencias de que la edad avanzada de la mujer puede suponer mayores probabilidades de aneuploidías en la gestación, por lo que el DGP ayuda a escoger los mejores embriones para aumentar las posibilidades de embarazo.

Estudios de segregación cromosómica alterada en espermatozoides

La inseminación de óvulos con espermatozoides con estudio genético alterado tienen mayor incidencia de dar lugar a embriones con anomalías cromosómicas. El DGP permite diferenciar entre los embriones con anomalías cromosómicas para descartarlos, garantizando la transferencia de embriones euploides.

 

En definitiva, el DGP es una técnica que combina la Fecundación In Vitro con ala biopsia de células preembrionarias, es decir, durante el DGP se hace una biopsia de cada embrión y se analiza genéticamente para diagnosticar la existencia o no de alteraciones genéticas antes de realizar la transferencia embrionaria.

Si todavía tienes dudas sobre esta técnica o te gustaría saber si eres portador de alguna anomalía cromosómica que podría ser hereditaria, contacta con nosotros y te acompañaremos en todo el proceso

Leave a Comment