Single post

madres-solteras-realidad-social

Madres solteras por elección: una nueva realidad social

El modelo de familia tradicional ha cambiado de forma evidente, sobre todo en los últimos 30 años. La vida de las mujeres ha cambiado, enfocándose a la realización personal y el éxito laboral, lo que ha influido también en el planteamiento a la hora de concebir la familia. En este sentido, el número de mujeres que deciden ser madres sin necesidad de una pareja ha ido aumentando en los últimos años, constituyéndose como un nuevo modelo familiar que supone, a su vez, una nueva realidad social.

A pesar de que la ley sí avala la posibilidad de la maternidad en solitario (no en todas las comunidades autónomas), permitiendo que las mujeres sin pareja puedan acceder a tratamientos de reproducción asistida a través de la sanidad pública, la aceptación social de este nuevo modelo de maternidad va a pasos más lentos lo que conduce a estas mujeres hacia una necesidad de legitimar sus decisiones, sus conductas y su familia.

Teniendo en cuenta que la maternidad en solitario es una realidad en el ámbito de la reproducción asistida, queremos analizar también su repercusión social.

Qué mujeres deciden ser madres solteras por elección

Generalmente, el perfil de mujeres que deciden ser madres solteras suelen ser mujeres de edades más maduras, entre los 35 y los 45 años, con buen nivel académico y económicamente solventes.

También una cuestión importante es la logística del tiempo y estabilidad laboral para tomar la decisión lo más optima posible.

Por otro lado, cabe destacar que las madres solteras no niegan su deseo de una pareja, sino que priorizan la maternidad, de manera que, a pesar de no encontrar una pareja con la que tomar la decisión conjunta de maternidad, deciden ser madres solas primero y dejar abierta la posibilidad de encontrar pareja a posteriori.

Por último, son conscientes de que su elección es adecuada y legal pero que no se ajustan al modelo biparental tradicional por lo que su situación no está del todo aprobada socialmente. Eso hace que sientan en la obligación de legitimar su conducta y contribuir a la normalización de su modelo familiar.

Formas de llegar a la maternidad en solitario

Hay varias formas de conseguir ser madre en solitario:

  • Inseminación artificial: sólo será necesario elegir el semen del donante, si la calidad de los óvulos de la futura madre es adecuada.
  • Vitrificación de óvulos: si lo que se quiere hacer es postergar la edad para convertirse en madre esta es la mejor opción. El proceso de vitrifricación se llevaría a cabo en cuanto la mujer estuviera decidida. Así serían los óvulos de la mejor calidad posible los extraídos.
  • Ovodonación: una opción a considerar si los óvulos de la futura madre no son adecuados. El profesional médico que te atienda sabrá orientarte en este sentido.

 

En definitiva, la maternidad en solitario es una elección meditada y tomada por el profundo deseo de ser madre y las condiciones que las propias mujeres han impuesto a sus vidas anteriormente, que por lo general están relacionadas con sus aspiraciones laborales.

La reproducción asistida permite a estas mujeres cumplir su sueño de ser madres sin estar determinadas por tener o no tener pareja. Si es tu caso, contacta con nosotros y te acompañaremos en todo el proceso.

Leave a Comment