Single post

Nuestros pacientes cuentan su experiencia en Clínicas Pronatal

El feedback de nuestros pacientes es fundamental para seguir mejorando y poder seguir cumpliendo el sueños de muchas personas. Este mes, hemos tenido el placer de volver a encontrarnos con Fátima Peroné y Juan Alvarado, padres de Paula. Nos cuentan cómo fue su experiencia en Clínicas Pronatal desde el momento que nos conocieron.

¿En qué momento os planteasteis ser padres. ¿Qué edad teníais entonces?

Nos casamos en el 2016 y en en ese momento tendríamos 28 y 30 años. Nada más casarnos empezamos a buscar un niño de manera natural, sin tomar medidas, o sea buscando pero como una pareja normal y sin tomar precauciones.

¿Cuánto tiempo llevabais intentándolo cuando decidiste optar por una técnica de reproducción asistida? 

Nada más casarnos empezamos con la idea de quedarme embarazada de forma natural. Pero pasó el año y vimos que no me quedaba y comencé a hacerme pruebas, como reserva ovárica, pruebas en las que te miran el útero, análisis de sangre, pero todo muy genérico y en el ginecólogo. La respuesta de los profesionales era que todo estaba muy bien que no tenía ningún problema, entonces continuamos intentándolo de forma natural.

Pasó como medio año más y ya dijimos algo falla porque si todo estaba tan bien y no lo conseguíamos. Entonces decidimos ir a la seguridad social para que nos hicieran unas pruebas más exhaustivas, lo que es ya problemas de fecundación y nos mandaron directamente a In Vitro. Nos quedamos impactados cuando anteriormente nos habían dicho que todo bien. Ante esa respuesta decidimos ir a una clínica de fertilidad y reproducción asistida privada, porque la seguridad social tardaba mucho: entre que te hace una prueba el resultado te lo dan en 3 meses, luego otra prueba y otros meses, entonces decidimos tener una segunda opinión.  Nos comentaron que todo estaba bien y que ellos optaban más por una inseminación artificial, entonces hicimos 4 inseminaciones y un coito programado en esta clínica privada, pero nada salió. Nosotros estábamos continuando en paralelo con la seguridad social y en este caso hicimos 2 estimulaciones y 4 transferencias y ya llevábamos muchas pruebas y era una barbaridad. Por eso decidimos saber una opinión más para buscar otras alterativas y que me ofrezcan opciones. Porque al final si todo está bien pero no sucede, algo pasa.

Se nos hizo duro, pero yo pensaba que iba a ser más duro. Lo cierto es que lo hemos llevado de una manera tranquila, no lo hemos comentado con nadie. La familia si lo sabía pero era como cuando suceda pues sucede. Queríamos llevar una vida nomal, porque al final claro es bastante medicación, bastantes visitas a los médicos, cuando vas te estimulan. Entonces dijimos si cada vez que vas la familia y amigos te preguntan, decidimos llevarlo de manera normal, porque sino suponía un estrés.

¿En qué momento os decidisteis por Clínicas Pronatal? ¿Cómo nos conocisteis?

Estábamos paseando por la zona de Quevedo y la plaza de Olavide y vimos que estabais vosotros (Clínicas Pronatal). Pero vamos llevabais nada, acababais de abrir y entré a preguntar y desde el principio me encantó porque me disteis una confianza tremenda sobre todo el Doctor Carlos y la embrióloga. Me encantaron.

Le pedimos a Carlos (Ginécologo especializado en Reproducción Asistida) que fuera claro con nosotros, porque llevábamos en total como 4 años intentando ser padres y por buscar otras opciones porque tampoco queríamos seguir pegándonos contra la pared una y otra vez. Si no se puede, pues no se puede pero venía de muchos años y muchas experiencias y yo tenía claro que quería ser madre de una forma o de otra.

Carlos me comentó que tenia una reserva ovárica muy bajita, pero que si me podían sacar buenos óvulos y lo que me recomendó hacer fueron dos estimulaciones seguidas y sacar todos los embriones posibles y entonces me insertaban los viables, porque si hubiéramos hecho una solo obtendríamos muy poco, entonces era mejor estimular dos meses seguidos y de esos dos ver qué sacamos. “Con todo lo que llevas si ya de estas dos veces no sale te planteas una ovodonación u otras opciones” Carlos, Ginecólogo especializado en Reproducción Asistida.

Entonces así fue, lo hicimos y es cierto que salió un número bastante alto, pero al final si no recuerdo mal se quedaron 3 embriones de buena calidad. Entonces me metieron dos y uno lo tengo allí con vosotros congelando y justo uno de los dos enganchó.

Después de 4 años y de todas las experiencias vividas, al final lo que buscábamos era cercanía, buscas que te comprendan que te den una opción y que te sean sinceros. Porque por ejemplo en la seguridad social recuerdo que me sacaron muchísimos embriones y me metían todo y claro después de pasar todo esto, lo que comentamos en su momento mi marido y yo fue que no quería que me metieran todo, porque si ya están viendo que no es viable y por lo que sea que ese embrión no vale no quiero que me lo metas. Son ilusiones, esperanzas que acabas agotado emocionalmente. Es una época bastante estresante entonces lo que nos transmitió Carlos, el Ginecólogo, fue seguridad y la Embrióloga fue una comunicación directa. Nos llamaba todos los días para contactarnos el estado de los embriones. La verdad que fue algo totalmente maravilloso comparado con la experiencia tanto de la otra clínica privada y la Seguridad Social. Yo me acuerdo la embrióloga de estar un domingo por la noche con los embriones y llamarme y decir es que han fecundado y están tremendamente bien y yo diciendo por favor Cristina que es un domingo y son las 9 de la noche y claro esa atención y esa implicación no la encuentras en todos los sitios y marca la diferencia.

¿Qué técnica de reproducción asistida os recomendaron nuestros profesionales?

La técnica que nos recomendó Carlos, el Ginecólogo fue Fecundación In Vitro. En nuestro caso el tratamiento fue muy rápido, porque fueron 2 meses: una Fecundación In Vitro. El primer mes me estimularon y me extrajeron los ovocitos dando lugar a dos embriones y el segundo mes hicieron los mismo, entonces con los embriones que consiguieron de las dos estimulaciones los embriones más viables de las dos estimulaciones.

En definitiva, fueron dos fecundaciones In Vitro seguidas para poder obtener el mayor número de embriones viables

¿Cuánto tiempo ha durado el tratamiento hasta que te quedaste embarazada de la pequeña?

Cinco años desde que comenzamos a intentarlo de forma natural, en la seguridad social, etc y en Clínicas Pronatal desde que entramos tardamos dos meses.

Contadnos cómo os sentisteis durante el tratamiento (momentos claves para destacar …) ¿Qué sentistéis cuando supisteis que ibais a ser padres? ¿Cuál fue para vosotros el momento más complicado?

Yo recuerdo (Fátima, madre de Paula) cuando fuimos a la transferencia que hay que ir con la vejiga muy llena y claro a veces tienes la sensación de querer ir todo el rato al baño y es una sensación muy incómoda para nosotras y cuando llegue allí estaba el Doctor y enseguida lo soluciono sin problema y en otras clínicas, como hemos pasado por lo mismo no le dan tanta atención si tu te encuentras mal, si estás nerviosa. En Clínicas Pronatal la atención fue súper cercana.

Empece con unos síntomas extraños que no había tenido nunca que puede ser que ni se relacionaran con estar embarazadas pero dijimos me voy a hacer la prueba y me la hice muy pronto y enseguida me dio positivo. Y cuando fui a hacerme la analítica de sangre dije no sé que valores dará, pero ya me ha dado positivo asi que a ver si por lo menos continua y ese momento cuando me llamo la embrióloga fue súper emotivo.

¿Necesitasteis apoyo psicológico para controlar las emociones en algún momento?

Nos ofrecieron apoyo psicológico desde el primer día, pero la verdad que no lo hemos necesitado. En general lo hemos llevado bastante bien y hacíamos vida normal, lo que intentábamos entenderlo era como un problema más que había que abordar y que llegaría de una manera o de otra. Lo habíamos enfocado pues igual que una persona tiene otro tipo de problemas, pues esto era que pasará el tiempo hasta que llegará y si no era de una manera pues sería de otra.

Nosotros teníamos asumido que queríamos ser padres, entonces si el tratamiento in vitro no funcionaba pues igual probábamos ovodonación o sino otras opciones. Era cuestión de tiempo y lo queríamos llevar de la manera más natural posible.

¿Repetiriaís la experiencia? ¿Recomendaríais nuestra clínica a alguna pareja que esté en la misma situación que vosotros y quiera hacer su sueño realidad? ¿Por qué?

Repetiríamos la experiencia con Clínicas Pronatal sin duda. De hecho, nosotros seguimos teniendo congelado allí el embrión que quedo y si de manera natural no lo conseguimos en un tiempo tampoco esperaríamos mucho más para repetirlo.

Estamos muy agradecimos con Clínicas Pronatal porque es una clínica de fertilidad pequeña pero es lo que marca principalmente la diferencia de los otros sitios que hemos estado y que han sido muchos años. Estamos felices y volveremos en caso de que no me quede embarazada de aquí a un corto plazo.

Si tú también quieres cumplir el sueño de ser padre, no dudes en contactar ahora con nuestro equipo. ¡En Pronatal estaremos encantados de ayudarte!

 

 

 

 

 

Leave a Comment