Single service

Preservación de la Fertilidad

Preservación de la fertilidad

La edad y la fertilidad están directamente relacionadas. La calidad y cantidad de ovocitos de una mujer y los espermatozoides del hombre van disminuyendo a medida que aumenta su edad y esto afecta a las posibilidades de embarazo.

Por ello, los últimos avances en criopreservación y vitrificación, permiten congelar los gametos tanto masculinos como femeninos en edad fértil para que se pueda postergar la paternidad si se desea. Es uno de los mayores avances en reproducción asistida de la última década.

En concreto, el proceso de criopreservación de gametos consiste en la congelación ultrarrápida de los mismos en nitrógeno líquido a -196º, con el objetivo de preservarlos en el tiempo en condiciones óptimas y conservando su edad genética para poder usarlos en un futuro.

 

¿Cuándo está indicada la preservación de la fertilidad femenina?

  • Mujeres en edad fértil que van a ser sometidas a tratamientos de oncología con quimio y/o radioterapia
  • Mujeres con procesos de enfermedad crónica enfermedades autoinmunes, trasplantes de médula ósea o mujeres con riesgo de cirugía ovárica repetida como la endometriosis.
  • Mujeres que deciden posponer su proyecto reproductivo sin indicación médica por razones personales.A estas mujeres, se les aconseja realizar la preservación de la fertilidad cuando todavía existe una adecuada reserva ovocitaria antes de los 35 – 38 años.

 

¿Cuándo está indicada la preservación de la fertilidad masculina?

  • Por razones médicas: por ejemplo antes de ser sometido a tratamientos que puedan provocar la infertilidad masculina, como por ejemplo un tratamiento oncológico, cirugías potencialmente causantes de esterilidad o una vasectomía.
  • En tratamientos de fecundación in Vitro (aunque se vaya a emplear una muestra en fresco, disponer de una muestra congelada evita algunos imprevistos y crea una mayor tranquilidad en la pareja sobre todo si hay dificultad para obtener la muestra seminal).
  • Cuando la fertilidad masculina esté en peligro debido a un deterioro progresivo por causa conocida o desconocida de las características de los espermatozoides.
  • Cuando los recuentos espermáticos son tan extremadamente bajos que hagan aconsejable la acumulación de espermatozoides procedentes de diversos eyaculados.
  • Pacientes con profesiones peligrosas o de riesgo.
  • Motivos de conveniencia logística (ausencia del cónyuge masculino, posibilidad de anorgasmia) durante los procesos de reproducción asistida.

 

¿En qué consiste el proceso de congelar óvulos?

La preservación de los óvulos se lleva a cabo a través de una técnica denominada criopreservación, que consiste en la congelación ultrarrápida de los óvulos en nitrógeno líquido a -196º. Así, se consigue conservarlos en el tiempo en unas condiciones óptimas, manteniendo su edad genética para poder usarlos en un futuro.

El proceso de preservación de la fertilidad es como el de un ciclo de reproducción asistida que se divide en dos fases.

En una primera fase, para la obtención de óvulos, se comienza con la estimulación de los ovarios mediante el uso de fármacos, cuya acción es similar a la de ciertas hormonas producidas por la mujer. La finalidad de dicho tratamiento es conseguir el desarrollo de varios folículos, en cuyo interior se encuentran los óvulos. Para poder extraerlos lo realizaremos mediante una punción ovárica, intervención en quirófano en régimen ambulatorio bajo sedación.

Posteriormente se vitrifican dichos ovocitos (óvulos) y se preservan hasta que la paciente decide ser madre.

El número de óvulos que se extraen en la punción, su madurez y calidad depende de la respuesta de cada mujer al tratamiento hormonal realizado, por lo que no puede predecirse con exactitud. En algunos casos podría ser necesaria la realización de varias estimulaciones ováricas para acumular un número suficiente de ovocitos.

En una segunda fase, cuando la mujer quiere disponer de sus ovocitos congelados para ser madre, éstos se desvitrifican y se fecundan in vitro para obtener embriones. Se transferirán al útero materno aquel, o aquellos con mayor potencial de conseguir una gestación.

 

¿En qué consiste el proceso de congelar semen?

La finalidad de esta criopreservación es la conservación y mantenimiento de dosis seminales a bajas temperaturas (-196ºC) en Nitrógeno Líquido, para su posterior utilización en Reproducción Asistida.

Consiste en obtener una o varias muestras por masturbación. Posteriormente se procede al lavado de las muestras de semen y su mezcla con crioprotectores para permitir su posterior recuperación tras la congelación y almacenamiento en nitrógeno líquido, hasta el momento de su uso.